miércoles, 14 de febrero de 2024

Cuando los líderes espirituales abusan de su autoridad. Pastor Randall Gamboa

 El espíritu abusador y manipulador de Diótrefes en la iglesia de hoy.

 Escribí algunas líneas a la iglesia, pero Diótrefes, a quien le encanta ser el primero entre ellos, no nos acepta. Por eso, si voy, no dejaré de reprocharle su comportamiento, pues con palabras malintencionadas, habla contra nosotros solo por hablar. Como si fuera poco, ni siquiera recibe a los hermanos y a quienes quieren hacerlo, no los deja y los expulsa de la iglesia.

3 Juan 9-10

           Terrible situación en la que se encontró el anciano Juan (apóstol de Jesucristo) en algún momento de su vida. La iglesia del primer siglo avanzaba según la promesa de Jesús sobre ella.

Los apóstoles habían sido buenos administradores del misterio de Cristo, y la iglesia crecía en cada lugar en donde se enviaban obreros. 

           El anciano Juan (como el mismo se llamó), le había escrito a la Iglesia en su primera carta, a la señora elegida en su segunda carta y ahora en su tercera carta le escribe a Gayo, pero con algunas líneas condenables a la conducta espiritual de un hombre llamado Diótrefes que había perdido ya el espíritu correcto de un servidor de Cristo.

¿Pero quien era Diótrefes y que hacía?

Por alguna razón, en su momento válida, Diótrefes le correspondió cuidar una parte de la iglesia. Pero aquel hombre rápidamente olvidó el carácter que debía tener un buen pastor.

La biblia no menciona nada de su nombramiento. Lo que si sabemos es que era un insolente, irrespetuoso a la autoridad de Juan, y detuvo la obra de Dios por su inhospitalidad hacia los demás hermanos.

Estamos delante de un problema que no es nuevo, como siempre hemos dicho, el liderazgo de la iglesia esta en manos de hombres y mujeres que mañana cambian.

Diótrefes se convirtió en manipulador, egocéntrico, hablador, calumniador, posesivo, abusador, inhospitalario, rebelde, vanidoso, controlador y "dueño de la iglesia", desviándose del verdadero llamado que debe tener todo líder y pastor.

En un verso tan corto Juan acusa a Diótrefes de 6 cosas:

  • Le gustaba tener el primer lugar entre los hermanos.
  • Era muy mal intencionado cuando hablaba.
  • Hablaba mal de los demás servidores del Señor.
  • No recibía a los hermanos. ( Algo común y necesario en tiempos de persecución)
  • Prohibía a los demás hermanos recibir a otros.
  • Expulsaba a la gente de la iglesia cuando el quería.
Pero todavía es así.

      La iglesia amada de Cristo sigue sufriendo de manos de hombres que se han creído ser los dueños de la vida de las ovejas.
             ¿Pero como llegan a ese nivel de manipulación?

Según mi experiencia, (percepción personal), la manipulación es mucho más frecuente en aquellos lideres que por sus talentos, su carisma y sus dones espirituales se vuelven líderes muy solicitados por el mismo pueblo de Dios, y da inicio a una relación muy dependiente de parte de la oveja y de aprovechamiento de parte del líder, pastor o servidor.

 En lo anterior no puedo generalizar, pues hay hombres con las cualidades antes mencionadas y pastorean la grey de Dios con temor y sabiduría.

          Algunos pastores o líderes se han vuelto "tan importantes" en la vida de aquellas ovejas que llegan a creer que tienen derechos sobre ellos, y se han involucrado hasta en la vida personal y familiar de aquellos, tomando parte en decisiones que le compiten solo a la familia.

La línea se cruzó, y no hubo nadie que señalara la invasión. 

        Los líderes y pastores fuimos escogidos por Dios para cuidar, guiar, atender y aconsejar a quienes Dios nos puso delante. Las ovejas, sus familias y sus casas no son nuestras, son ajenas.

      No fuimos llamados por Dios, para prohibir, decidir por ellos, abusar de su confianza, y mucho menos de su dinero. Tampoco debemos decir que cosas se hacen y que no dentro de la familia, como Diótrefes que prohibió hasta que recibieran hermanos de la fe.

Nosotros debemos instruir y llevar al pueblo de Dios al buen criterio, a la madurez, a la santidad, al temor de Dios, y promover el buen compañerismo con hermanos de otras iglesias.

       Siguen habiendo pastores y líderes, que prohíben a la gente a hablarle a otros hermanos de otras iglesias, siguen habiendo lideres que le dicen al pueblo que celebrar y que no, que comer y que no, a quien recibir y a quien no, de que participar y de que no.
        Y lo peor de todo, es que aquellas pobres ovejas piensan que están agradando a Dios sujetándose a líderes manipuladores y controladores.

     El atrevimiento de algunos ha llegado tan lejos, que le han dicho a sus ovejas que si ellos se enteran de algo de lo que no están de acuerdo, los quitarán del servicio e incluso les exhibirá públicamente delante de la congregación. 

     Los pastores que actúen así tendrán problemas con Dios. EL Señor ama a su pueblo, y cuando El prometió dar pastores, era eso, pastores que alimenten el redil y los lleven al conocimiento del Señor.
     
       No como dijo el mismo apóstol Pedro en su primera carta capitulo 5:3 que dijo que no debíamos enseñorearnos de las ovejas.

    Enseñorearse:  Hacerse señor y dueño de algo. adueñarse, apoderarse, apropiarse, instalarse.

¿Cómo puede darse cuenta una oveja del Señor que esta con un líder como Diótrefes?

Hágase algunas preguntas.

¿Cada movimiento familiar debo informarle al pastor o a mi líder?
¿El pastor o líder nos llama constantemente para preguntarme cosas del matrimonio, o de mis hijos incluso a horas poco común?
¿ Se molesta el pastor o líder cuando he faltado a algún servicio?
¿Se molesta el pastor o líder porque el no fue invitado a alguna actividad familiar festiva o cumpleaños?
¿ Me ha dicho el pastor o líder que no me relaciones con hermanos de otras iglesias?
¿El pastor o líder constantemente habla mal de otros ministerios?
¿El pastor o Líder me ha dicho que solo ellos predican la verdad?
¿El Pastor o líder no le gusta relacionarse con otros porque dicen que todos aquellos están mal?
¿ El pastor o líder me ha pedido dinero o me ha solicitado sutilmente algún bien aprovechándose de la admiración que le guardo?
¿El pastor o líder me ha prohibido tomar algún trabajo por su simple parecer?
¿El pastor o líder se detiene mucho en mi casa y dura muchas horas allí?
¿El pastor o líder se ha molestado porque usted ha recibido en su casa a otros hermanos?
¿EL pastor o líder muestra enojo hacia mi cuando decidí algo diferente a su consejo?
¿El pastor o líder muestra apatía hacia mi, cuando hablo con alguien que a el no le gusta?


          Dios nos ayude a entender que somos sus ovejas, y que EL nos ha dado hombres sabios para que cuiden la iglesia, no para que se hagan sus dueños como Diótrefes. Alejémonos de toda manipulación y controlismo, porque no es de Dios.


pastor Randall Gamboa Guillen.
febrero 14, 2024.
    


















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cuando la venganza toca mi puerta. Pastor Randall Gamboa Guillén.

  Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.     Si es po...